Procedencia y habitat

Al Eclectus roratus se le reconocen entre 8 y 10 subespecies diferentes. Las más conocidas son macgillivrayi, vosmaeri, cornelia, polyclhoros, roratus, solomonensi y riedeli. De tamaño y procedencia diferentes, su origen está distribuido principalmente por las islas Salomón, Nueva Guinea, Molucas y nordeste de Australia. Su hábitat natural se encuentra en los bosques y zonas montañosas, terrenos lluviosos que se encuentren a una altura superior a 1.000 metros. Suelen anidar en los agujeros de árboles grandes y altos situados en algún claro.

Características

Es un loro curioso e inteligente con una aceptable capacidad para hablar. Pasa por ser bastante silencioso y capaz de vivir sin demasiadas atenciones. Son loros tranquilos y sociables, buenos como mascotas, no se suelen mostrar tan activos como otros loros. Son capaces de gritar fuertemente aunque no suelen hacerlo. Los machos pueden ser un tanto distantes mientras que en las hembras hay que resaltar el tema de que en el caso de que dispongan de nido puede que no salgan de él. Los machos suelen ser silenciosos, las hembras son más vocales. Los machos son más tolerantes mientras que las hembras tienen un fuerte carácter. En cautividad puede vivir 80 años. Se trata de loros de tamaño medio entre 30-40 cm y un peso aproximado a 500 gramos.

Dimorfismo Sexual

Y REPRODUCCIÓN

Las diferencias sexuales machos-hembras son tan grandes que al principio se los clasificó como especies diferentes. La puesta suele ser de dos huevos, con un dia entremedio y, según mi experiencia, suelen nacer un macho y un hembra. En cautividad pueden poner de manera casi ininterrumpida a lo largo de todo el año. El macho es de color verde con algunos toques de azul y rojo en las alas; el pico es amarillo en la parte superior y se torna anaranjado hacia la unión con cabeza, la parte inferior es oscura. La hembra en cambio es de un color rojo oscuro y suele presentar una coloración azul fuerte en la parte inferior y en las alas, tiene el pico oscuro. El vuelo es potente, aunque bastante lento, con un calmoso aleteo descendente y breves y frecuentes planeos. En los viajes más largos suele sobrevolar las copas de los árboles. Su reclamo es estridente y ronco.

Alimentación

Los eclectus tienen un tubo digestivo inusualmente largo y por ello, necesidades nutricionales diferentes: necesitan una cantidad elevada de frutas, vegetales y fibra, si bien también toman una pequeña cantidad de semillas. Se alimentan principalmente de vegetales entre los que destacan verduras (al menos un 30% de la dieta) y frutas frescas y, en menor medida, también ingieren semillas. Esta necesidad de tomar frutas y verduras frescas viene de que los eclectus para encontrarse en un óptimo estado de salud necesitan incluir dentro de su dieta un aporte constante de alimentos que contengan vitamina A. Podemos suministrarles toda clase de verduras como zanahorias, maíz, maíz en mazorca, apio, guisantes en vaina o cocidos, lechuga, raíz de espinaca, tomates. Alimentos prohibidos: café, bebidas excitantes y carbonatadas, cacao, aguacate, patata cruda, perejil.

Cuidados

El alojamiento ideal para esta especie es un aviario grande de al menos 4,4 m x 1,5 m x 2 m. Conviene cubrir parte del techo y del lateral con algún material de protección y también el suelo con losetas que resultan muy fáciles de limpiar. Las perchas deben situarse de forma que no coincidan con los bebederos y comederos para mantener la higiene. Se habilitará un refugio protegido del frío, bien iluminado y ventilado con agua y comida. Se dispondrán varias cajas nido de tamaño suficiente para que entre dentro una pareja. Un parque de juegos ayudará a romper con la monotonía en la vida del loro. Si se opta por una jaula colgante ésta debe tener unas dimensiones mínimas de 3 m x 1m x 4,2 m.

MASCOTA

Eclectus prosperan en la rutina y pueden llegar a ser molestos si se cambia esta rutina. Esta necesidad se debe a sus instintos naturales de supervivencia. Como con cualquier animal, Eclectus necesitan sentir que son un miembro importante de la familia y si son tratados con el respeto y la amabilidad que se merecen, usted tendrá una mascota que quiere amar por vida. Existe el mito de que los loros Eclectus hembra no hablan. Eso no es cierto! Los eclectus aprenden a hablar más lentamente que otros loros como Yacos, pero los loros Eclectus macho y hembra aún hacen fantásticas conversadores. Usted sólo tiene que pasar el 10% de tiempo con ellos

Rubén Malonda © 2016 • Contacto